Toxinas Ocultas en la Comida

Viernes, 19 Septiembre   

Todas las personas necesitamos cada día ingerir una cantidad mínima de alimentos para poder sobrevivir, pero muchos de los productos que tomamos contienen toxinas. Unas sustancias que, consumidas en elevadas dosis, pueden resultar fatales para la salud.

Cómo proteger a tu familia

Comer a diario es fundamental para sobrevivir, desde luego, pero no todos los alimentos que tomamos tienen una pureza suficiente como para decir que son verdaderamente sanos e inocuos para nuestra salud.

La mayoría de la comida que tomamos está “contaminada”, bien porque contiene ingredientes tóxicos naturales bien porque se le agregan productos químicos para permitir su conservación el tiempo suficiente.

El pescado y el marisco suelen ser los alimentos que más toxinas contienen pero, según los expertos, habría que consumir dosis muy elevadas de las distintas variedades como para que resultara perjudicial para el organismo.
A pesar de esta obviedad, las intoxicaciones por la ingesta en exceso de productos con dosis mínimas de veneno son cada vez más frecuentes, a veces con un desenlace fatal.

El pescado contaminado puede tener efectos letales en otros seres vivos, tal como ocurrió el pasado febrero en el Pacífico Central de Costa Rica, donde fueron registradas las muertes de más de 500 pelícanos a causa de una toxina que contaminó las sardinas con las que se alimentaban esas aves.

Según las investigaciones pertinentes, las sardinas comen un alga llamada Diatomea, la cual produce ácido tomoico, una toxina que es mortal para las aves pero inofensiva para los humanos.